Envíos a España y Portugal en 24-72hs / ¿necesitas uniformes personalizados? ¡Contáctanos!

 

Estás en: Inicio Diseños Personalizados ¿Sabes cuál es la diferencia entre mandil y delantal?

30.12.2021

¿Sabes cuál es la diferencia entre mandil y delantal?

Desde luego, el mandil y el delantal son dos prendas bastante habituales en nuestro día a día, ya sea por uso propio en nuestro hogar o en el trabajo. 

Pero ¿estás seguro de conocer cuál es la diferencia entre mandil y delantal? No son pocas las veces que se habla de uno y de otro indistintamente, por lo que, si quieres conocer sus particularidades, ¡sigue leyendo!

¿Qué es un mandil? Origen y evolución

El mandil, del latín mantele (tela de lienzo) se puede definir como una “prenda con peto que se cuelga del cuello y se ata a la cintura. Su finalidad es proteger la ropa de quien lo porta” y su origen se remonta, como mínimo, 5.000 años atrás. 

¿Para qué sirve el mandil? 

Parece ser que ya viene usándose desde el siglo II A.C. donde era frecuente verlo en ceremonias judías y durante sacrificios. Esto era gracias a que, al cubrir las vestimentas de los sacerdotes, evitaba que sufrieran ningún tipo de mancha o salpicadura. También los sumerios y los egipcios llegaron a usarlo en comidas y banquetes para no ensuciarse la ropa. 
En España ya durante el siglo XIV se pueden encontrar referencias a su uso en inventarios aragoneses de esta época: un mandil derredor del leyto; otro mandil para banyo.

Es muy corriente su uso en los trajes regionales, debido a que era muy habitual que las mujeres de pueblo los vistiesen para todo tipo de ocasiones. Además, también se utilizaba durante la matanza, la colada o en las labores del hogar. Asimismo, los hombres usaban un mandil cruzado atrás para desempeñar ciertos trabajos y oficios, como el de vidriero o molinero, que podían ocasionar no solo daños en sus vestimentas, sino también en sus cuerpos. Por esta razón, la prenda en este caso debía cubrir desde el pecho hasta más abajo de la cintura, y ser de un material resistente. 

Entonces, ¿qué es un delantal?

Sus inicios y su evolución están estrechamente ligados a los del mandil, de hecho, puede considerarse una variante de la misma prenda. Comparte así su origen en las ceremonias judías e incluso en el mundo del pastoreo, donde era frecuente colocarle uno al macho para evitar que fecundaran a las hembras. En el siglo XV era llamado avantal y, en su Universal vocabulario, Alonso de Palencia se refiere a ellos diciendo que “se ponen en la mesa… con que el combidado se limpia… y en vulgar se dize tobaja”. También en el siglo XVII, Sebastián de Covarrubias menciona que “es levantal que las mujeres de servicio se ponen delante por no ensuciar las sayas. Trae origen de manta o manto, porque cubre, quasi mantil”. 

Entonces, ¿qué significa delantal? En este caso, podría definirse como “prenda, con peto o sin peto, que se ata a la cintura y sirve para proteger las vestimentas en tareas domésticas o profesionales”. 

Pero, ¿cuál es la diferencia entre mandil y delantal?

A pesar de que, como ya hemos mencionado, ambas prendas están tan sumamente relacionadas que comparten origen, hoy en día existen dos diferencias fundamentales entre ambas.

Características del mandil tradicional 

  • Tiene una estrecha relación con los oficios manuales que exigen mayor esfuerzo físico.
  • Debe ser una prenda que no solo cubra el pecho con un peto, sino que también esté confeccionada con materiales resistentes y robustos, capaces de protegernos ante posibles accidentes laborales como quemaduras, cortes o impactos.

En nuestra sección mandiles de trabajo, podemos encontrar una amplia variedad de modelos diseñados específicamente para diferentes contextos laborales. De esta manera, están asociados a oficios artesanales como el de soldador, carpintero, mecánico o zapatero. 

Características del delantal

  • A diferencia del mandil no tiene por qué llevar peto. 
  • Puede cubrir solo de cintura para abajo y los materiales que lo componen, en general, no son tan robustos como en el caso anterior. 
  • El delantal hoy en día se utiliza para usos muy parecidos a los que comentábamos al principio de este post, como evitar manchas durante el cocinado o la limpieza. 
  • Dicho de otro modo, su uso se destina a labores como la limpieza, la pintura, la jardinería, la hostelería (bares, cocinas o restaurantes) o la estética, como podemos ver en peluquerías o en centros de belleza. 
  • Su funcionalidad busca proteger de manchas nuestra ropa y no tanto de daños como veíamos en el caso de los mandiles, por esto mismo en muchas ocasiones los podemos encontrar sin peto y fabricados de telas más suaves y cómodas. Es decir, su utilidad es más parecida a la de las chaquetas de cocina y no tanto al de los mandiles de herrero.
  •  

La historia del delantal de la abuela

El delantal es una prenda mucho más ligada al ámbito del hogar que el mandil, usado como elemento protector en determinados oficios. Por esto mismo, muchas veces cuando pensamos en el delantal es inevitable relacionarlo con nuestras madres o nuestras abuelas. 

En esto mismo pensaba Ángeles Fuentes cuando escribió El delantal de la abuela, un texto que se hizo viral en redes sociales y que acompaña a la imagen de un enorme graffiti situado en Jerez de la Frontera. En este particular homenaje a todas nuestras abuelas, Fuentes visibiliza el delantal como una seña de identidad presente a lo largo de sus vidas: lo utilizaban tanto para quitar la sartén del horno, como para transportar los huevos desde el gallinero. 

Sin duda, la diferencia entre mandil y delantal no pasa solo por los materiales de los que están fabricados y sus diferentes formas, sino también por sus variados usos y, en ocasiones, connotaciones que han ido adquiriendo a lo largo de la historia. 
 

null